Cuándo ir a la sala de emergencias

Una emergencia significa que usted podría morir si no recibe atención médica inmediata. O podría tener daños permanentes (quedar discapacitado). Lea la información a continuación para saber cuándo ir y cuándo no ir a la sala de emergencias.

Hombre que empuja una silla de ruedas con una mujer por el corredor del hospital.

Peligros para la vida

Los siguientes son ejemplos de emergencias. Esta no es una lista completa. Requieren atención inmediata.

  • Dificultad para respirar (falta de aliento)

  • Dolor o presión fuerte en el pecho

  • Ritmo cardíaco acelerado (palpitaciones) o ritmo cardíaco irregular

  • Ahogo o asfixia

  • Sangrado intenso

  • Incapacidad repentina de moverse o de hablar 

  • Falta repentina de sensación en un brazo o en una pierna

  • Pérdida del conocimiento (desvanecimiento)

  • Envenenamiento

  • Tos o vómitos con sangre

  • Vómitos o diarrea intensos o persistentes

  • Dolor abdominal fuerte

  • Cambios del estado mental o confusión, problemas para caminar, comportamiento inusual

  • Cambios de la vista

  • Inicio repentino del “peor dolor de cabeza de su vida”

  • Pensamientos suicidas

  • Pensamientos de dañar a otra persona

Peligro de daños permanentes

A continuación se mencionan otras emergencias. Estas también necesitan atención rápida:

  • Cortes profundos o quemaduras graves

  • Huesos quebrados, o dolor fuerte e hinchazón repentina de una articulación

Cuando hay una emergencia

Si se trata de una emergencia, haga lo siguiente:

1. Vaya a la sala de emergencias más cercana

  • Si puede, vaya inmediatamente a la sala de emergencias del hospital más cercano.

  • Si no puede ir inmediatamente o si no es seguro mover a la persona o llevarla usted mismo, llame al 911 o al número de emergencias de la policía.

2. Llame a su médico de atención primaria después de la atención de emergencia

  • Explíqueles cuál es la emergencia. Llame en las 24 horas siguientes de haber ido a la sala de emergencias.

  • Si usted no puede llamar, pida que alguien llame por usted.

  • Vaya a su médico (y no asista a la sala de emergencias) para las visitas de control.

Cuando no hay una emergencia

Si un problema no es una emergencia, haga lo siguiente:

1. Llame a su médico de atención primaria

  • Si no sabe el nombre de su médico, llame al número de su plan de seguro médico.

  • Si usted no puede llamar, pida que alguien llame por usted.

  • Si no tiene un médico de atención primaria, intente visitar un centro de atención de urgencias o una clínica que atienda sin cita previa.

2. Siga las instrucciones

  • Su médico le dirá lo que debe hacer.

  • Quizás le indiquen que consulte a su médico de inmediato. Quizás le indiquen que vaya a la sala de emergencias. O podrían indicarle que vaya a un centro de atención de urgencias.

  • Siga los consejos de su médico.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.